Vol 1 No3
Julio-Septiembre
2000

Portada

Número Actual

Pagina Principal

Objetivo de la Revista

Información para los autores


Directorio UANL

Directorio FASPYN

Comité Editorial

Consejo Editorial

Editor en Jefe


 

EDITORIAL

Día Mundial de la Alimentación

En el presente año la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) convoca a celebrar este 16 de octubre el Día Mundial de la Alimentación con el lema “Un milenio sin hambre”, sin duda esta fase representa para muchos una gran esperanza y para otros un reto difícil de alcanzar.

En documentos emitidos por la FAO nos reportan cifras impactantes como: 800 millones de personas en todo el mundo sufren de hambre crónica, 150 millones de niños sufren deficiencia de peso, 11 millones de niños menores de 5 años mueren directa o indirectamente como causa del hambre y la mala nutrición, más de 1500 millones de personas sufren de deficiencia de hierro, más de 200 millones de niños de menos de 5 años se encuentran en una situación de riesgo por una deficiencia de vitamina A. (2000).

Es necesario actuar con prontitud y precisión ya que no solo es necesario proporcionar alimentos a quienes carecen de ellos, sino conocer las causas de los problemas de alimentación y nutrición que padecen millones de personas en el mundo.

Las implicaciones de un pueblo con hambre son demasiadas, el desarrollo económico y social, es lento, las posibilidades de progreso son mínimas dadas las capacidades del capital humano y por otro lado la considerable y necesaria inversión en atender los estragos de la desnutrición manifiesta en las personas que afectan su salud orgánica y emocional.

Para el logro de poner fin al hambre se requiere la participación activa de todos los sectores de la sociedad ya que la solución no esta en incrementar la producción de alimentos sino en cambios estructurales y el perfecto entendimiento de como se enlaza desde la producción de alimentos (primer eslabón de la cadena) hasta que los alimentos son preparados y consumidos en el hogar.


Fundamentalmente deben aplicarse políticas que permitan una adecuada distribución ya que se considera que la producción mundial es suficiente, luego la merma de calidad nutricional y el incremento excesivo del precio, establecer una red de distribución que asegure el acceso de todos los alimentos a todas las personas; sin embargo es necesario también definir políticas que faciliten la generación de recurso económico para incrementar el poder adquisitivo de las personas; simultáneamente debe existir un proceso de orientación alimentaria tanto para los consumidores como para los productores comerciantes.


Desde 1979 los países miembros de la FAO instituyeron el 16 de octubre como Día Mundial de la Alimentación, conmemorándose por primera vez en 1981 en más de 150 países; con la finalidad de sensibilizar a la población y las instituciones sobre los problemas del hambre y la inseguridad alimentaria principalmente, dichas celebraciones se orientan a crear conciencia entre las personas y a informar del hambre en el mundo, así como fortalecer la solidaridad internacional y nacional en la lucha contra el hambre, la pobreza y la desnutrición.

Cualquiera que sea nuestra condición podemos contribuir en la meta establecida de lograr un mundo sin hambre, trabajemos sin descanso sin olvidar que miles de niños agradecerán nuestro esfuerzo.

Lic. Nut. Luz Natalia Berrún de Tamez, MSP.
Directora de la Facultad de Salud Pública y Nutrición
Universidad Autónoma de Nuevo León

 
Regresar a Portada
Articulos | Ensayos | Enlace | Al Día | Contexto | Editorial | Invitado Especial


Revista de la Facultad de Salud Pública y Nutrición
Ave. Dr. Eduardo Aguirrre Pequeño y Yuriria , Col Mitras Centro, Monterrey, N.L. México 64460
Tels. (8)348-4354, 348-6080, 348-6447
respyn@uanl.mx


Universidad Autónoma de Nuevo León
webmgr@uanl.mx