Edición Especial No. 6-2005
Salus cum propositum vitae

¿LAS INFECCIONES ENMASCARADAS DEL MOSQUITO Aedes aegypti (DIPERA:CULICIDAE) CON VIRUS IRIDISCENTE PUEDEN DISMINUIR LOS RIESGOS DE TRANSMISIÓN DEL DENGUE?.

*Carlos F. Marina

Centro de Investigación de Paludismo-INSP, Tapachula, Chiapas, México. fmarina@correo.insp.mx.

Introducción

La fecundidad, la longevidad del adulto y la densidad de población de mosquitos vectores del dengue influyen en la transmisión de esta enfermedad, debido a la probabilidad de que por lo menos algunos mosquitos infectados sobrevivan el tiempo suficiente para transmitir el virus (1). Por otra parte, la duración de la etapa adulta, en términos de la tasa diaria de sobrevivencia, es un factor importante para estimar la capacidad vectorial de los mosquitos (2). Los patógenos de insectos que causan infecciones enmascaradas (no letales) reducen significativamente estos y otros parámetros demográficos, pueden además reducir la capacidad vectorial de dichos insectos.

Los virus iridiscentes de invertebrados son partículas icosahedrales, no ocluidas, con un genoma de dsDNA que infectan a insectos de hábitats húmedos o acuáticos (3), estos virus, provocan dos tipos de infecciones; una infección patente, en la cual el hospedero infectado cambia a un color iridiscente y muere en etapa larvaria; la otra la infección enmascarada, en la que el insecto tiene una apariencia sana, vive hasta la etapa adulta y puede reproducirse (4). Los insectos con infección enmascarada por Virus Iridiscente de Invertebrados 6 (VII-6) pueden ser identificados utilizando técnicas de PCR o un bioensayo altamente sensible en el cual el sobrenadante del homogeneizado de un insecto sospechoso de estar infectado, es inyectando a larvas de un lepidóptero (Galleria mellonella), que posteriormente desarrollan una infección patente (5).

La reducción en la longevidad, tasa reproductiva y otros parámetros demográficos a causa de las infecciones enmascaradas en insectos vectores de importancia médica pueden contribuir en la disminución del riesgo de transmisión de enfermedades humanas. Este trabajo se realizó con la finalidad de investigar los efectos de infecciones patentes y las repercusiones de las enmascaradas del VII-6 sobre parámetros demográficos del mosquito Aedes aegypti vector del dengue y el potencial del patógeno como posible agente de control biológico.

Materiales y Métodos

Estos estudios se realizaron en las instalaciones de ECOSUR, Tapachula. En el primer experimento, grupos de 200 larvas de mosquitos Ae. aegypti de tercer estadio fueron expuestos por seis horas a una suspensión de 2.4 x 109 partículas/ml de VII-6. Después del tiempo de exposición, las larvas fueron sometidas a un proceso de lavado para eliminar los residuos del inóculo y continuando con su desarrollo hasta alcanzar la fase de adulto, quienes fueron apareados para determinar su fecundidad, fertilidad y longevidad. Después de muertos se les registró la longitud alar y fueron bioensayados para determinar la presencia de infección enmascarada. Posterior al bioensayo fueron clasificados como infectados (con infección enmascarada) y mosquitos expuestos al virus pero que no desarrollaron la infección. Otro grupo no expuesto al virus sirvió como control. El experimento se replicó cuatro veces.

En otro experimento, grupos de 50 o 500 larvas de cuarto estadio de Ae. aegypti fueron inoculadas con 2.4 x 109 partículas/ml de VII-6. Los periodos de exposición fueron 1, 6, 12 y 24 h. Se realizaron con cuatro repeticiones. Después de la exposición al virus, las larvas fueron sometidas a un proceso de lavado, continuando su desarrollo de manera individual para determinar la frecuencia de infección letal (patente). Los sobrevivientes que llegaron a adulto fueron bioensayados para detectar la frecuencia de las infecciones enmascaradas. Los insectos controles fueron tratados con agua sin virus.

Resultados

En el primer experimento se observó que las hembras que presentaban infección enmascarada redujeron en ≈ 20% la esperanza de vida al emerger (28.5 días) comparadas con las hembras control (35.6), las expuestas al inóculo que no se infectaron (33.9 días). Asimismo, la longevidad de las infectadas fue significativamente menor (27.9 días), comparadas con las del control (35.1 días) (P = 0.028), aunque no hubo diferencia con las hembras expuestas no infectadas (33.4 días). Por otra parte, las infectadas pusieron una menor cantidad de huevos (143.3 huevos/hembra) comparadas con las hembras control (234.4) y las expuestas no infectadas (234.3) (P = 0.0001). También se observó menor producción de huevos por hembra por día en las infectadas comparadas con el control y las expuestas (P = 0.003). La reducción del índice reproductivo neto (Ro) fue del 50% en las hembras infectadas y 15.6% en las expuestas no infectadas, comparado con el obtenido en los mosquitos control (6).

En el segundo experimento se observó que la frecuencia total de infección (patente + enmascarada) fue afectada significativamente por la densidad de las larvas (P < 0.001). La infección se incrementó de 2.9 a 9.3% entre el tiempo de 1 a 24 h de exposición en la densidad de 50 larvas, en tanto que en la densidad de 500 larvas, la infección total fue de 10.1 a 28.2% durante el mismo periodo. El coeficiente de infección (u), parámetro que indica la probabilidad de infección cuando una partícula de virus interactúa con una larva susceptible, varió de 1.3 x 10-11 a 3.9 x 10-12 en la densidad baja y de 1.1 x 10-11 a 5.6 x 10-12 en la densidad alta. Puede observarse una tendencia clara de el valor de u disminuye a través del tiempo de exposición. Esto indica que la probabilidad de infección diminuye durante el periodo de exposición al virus (7).

Discusión

Puede observarse de manera clara que los efectos subletales de la infección enmascarada del VII-6 tiene una repercusión de mayor magnitud a lo observado en otros estudios. La infección enmascarada afecto los parámetros demográficos del insecto y en consecuencia la tasa reproductiva. Por otra parte, la disminución de la longevidad de los infectados, reduce en forma importante el número de ciclos gonotróficos de los mosquitos con infección enmascarada y esto se relaciona en forma directa en la disminución de la probabilidad de poder transmitir una enfermedad como el dengue o la fiebre amarilla.

Por otro lado, el efecto de la densidad de mosquitos en el incremento en la tasa de transmisión del VII-6 es importante debido que las interacciones entre larvas en el tratamiento de alta densidad tendieron a incrementar la probabilidad de infección, posiblemente debido a una mayor frecuencia de agresión y daños o heridas en las larvas de alta densidad. Las larvas de mosquitos por lo regular presentan comportamiento gregario, competencia por espacio, agresiones y canibalismo lo que puede favorecer la transmisión de este tipo de patógenos. La probabilidad de infectarse disminuyó durante el transcurso del experimento. Esto puede indicar la probabilidad de que una proporción de la población de larvas es mas susceptible al virus y se infecta rápidamente mientras que otros insectos parece ser mas resistentes a la infección. Los estudios futuros de transmisión de estos virus en poblaciones naturales de Ae. aegypti se enfocarán a determinar la tasa de transmisión en campo y el impacto de las infecciones enmascaradas en la capacidad vectorial de las poblaciones naturales.

Agradecimientos

Al Dr. Trevor Williams por ser el líder y colaborar arduamente en estos trabajos de investigación. Al Dr. Jorge Ibarra por su colaboración y valiosas contribuciones. A los Drs. Ildefonso Fernández y Juan Arredondo por la revisión de los trabajos. Estos trabajos fueron financiados por el  SIBEJ (proyecto 19990502009), las becas otorgadas por ECOSUR y el CONACYT (95546).  

Literatura Citada

1.- Gubler, D. J. 1988. Dengue. En: The Arboviruses: Epidemiology and Ecology (ed. T. Monath). Volume II. pp. 233-261. CRC Press, Florida.

2.- Garrett-Jones. T. 1964. Prognosis for the interruption of malaria transmission through assesment of the mosquito´s vectorial capaity. Nature. 204: 1173-1175.

3.- Williams, T. 1998. Invertebrate iridescent viruses. En: The Insect Viruses (ed. L.K. Miller and A. Ball), pp. 31-68. Plenum, New York.

4.- Marina, C. F.; J. Arredondo-Jiménez, A. Castillo and T. Williams, T. 1999. Sublethal effects of iridovirus disease in a mosquito. Oecologia, 119, 383-388.

5.- Constantino, M.; P. Christian, C. F. Marina and T. Williams. 2001. A comparison of techniques for detecting Invertebrate iridescent virus 6. Journal of Virological Methods,  98, 109-118.

6.- Marina, C. F.; J. E. Ibarra, J. I. Arredondo-Jiménez, I. Fernández-Salas, P. Liedo and and T. Williams. 2003. Adverse effects of covert iridovirus infection on life history and demographic parameters of Aedes aegypti. Entomologia Experimentalis et Applicata 106, 53-61.

7.- Marina C. F.; I. Fernández, J. E. Ibarra, J. I. Arredondo, J. Valle and T. Williams. 2004. Transmission dynamics of an iridescent virus in an experimental mosquito population: the role of host density. Ecological Entomology. Sometido.

Palabras claves: Efectos subletales, Virus iridiscente de invertebrados 6, Aedes aegypti.

 



Revista de la Facultad de Salud Pública y Nutrición
Ave. Dr. Eduardo Aguirrre Pequeño y Yuriria ,
Col Mitras Centro, Monterrey, N.L. México 64460
Tels. (8)348-4354, 348-6080, 348-6447
respyn@uanl.mx