Edición Especial No. 6-2005
Salus cum propositum vitae

LOS ÁCAROS ACUÁTICOS (ACARI: HYDRACHNIDIA).COMO DEPREDADORES DE HUEVECILLOS Y LARVAS DE Aedes aegypti (DIPTERA: CULICIDAE).

*Carlos Humberto Marín Hernández1, Cristina Cramer Hemkes1, Humberto Quiroz Martínez2, Violeta Ariadna Rodríguez Castro2 y Lucio Baltazar Trejo1.

1Laboratorio de Acarología “Anita Hoffmann” Dpto. de Biología Comparada. Facultad de Ciencias. UNAM., 2Laboratorio de Entomología, Depto. de Zoología de Invertebrados, Facultad de Ciencias Biológicas. UANL. E-mail: chmarin_78@yahoo.com.mx, cch@hp.fciencias.unam.mx, hqm_uanl@yahoo.com.

Introducción

La gran diversidad biológica que caracteriza a los ácaros acuáticos, se manifiesta en la amplia distribución que presentan, así como en los diversos tipos de biorrelaciones que llegan a establecer con todos los seres vivos; entre ellas la que tienen con los dípteros, la cual se establece entre las larvas parásitas y los culícidos adultos (1); para Norteamérica han sido citadas varias especies de Arrenurus sobre mosquitos de los géneros Aedes, Anopheles, Culex, Culiseta y Mansonia. Debe hacerse mención que la relación de los hidracáridos con los culícidos no es solamente como parásitos, sino también como depredadores durante sus etapas de ninfa y adulto. Particularmente las especies pertenecientes a los géneros Limnesia y Piona son activas depredadoras principalmente de huevecillos y larvas de mosquitos pertenecientes a los primeros tres generos ademas de Mansonia, a quienes al succionar el contenido interno o la hemolinfa le llegan a ocasionar un considerable efecto en el ciclo de vital (2).

Varias especies de los mosquitos culícidos estan involucradas en la transmisión de estas enfermedades, entre ellas el dengue a nivel mundial ha tomado gran importancia en años recientes. Particularmente en América Latina, México y Guatemala se destacan por ser los únicos países en los cuales han circulado simultáneamente los cuatro serotipos del virus (3). Durante casi un siglo, el control de vectores se ha realizado principalmente con la aplicación de diversos tipos de insecticidas; sin embargo, con las nuevas políticas de protección del ambiente se han explorado otras alternativas para el control de las poblaciones de estos dípteros. Una opción la constituye el control biológico, situación que ha permitido evaluar bajo condiciones de laboratorio y campo a hemípteros acuáticos como Buenoa sp. y Notonecta irrorata (4). Por esta razón, realizamos una evaluación esta en relación a la preferencia alimenticia de las ninfas y adultos de Piona amimitli (5), sobre los tres primeros estadios larvarios de Ae. aegypti; además de su capacidad de depredación traducida en la capacidad de búsqueda y tiempo de manipuleo sobre sus presas.

Materiales y Métodos

Trabajo de Campo. Acaros de Piona amimitli fueron colectados en canales del embarcadero “Belem” Xochimilco, D. F., México. Los ácaros fueron separados in situ y trasladados al Laboratorio de Acarología “Anita Hofmann” de la Facultad de Ciencias, UNAM.

Trabajo de laboratorio: Estadios larvarios atacados. Pruebas de preferencia sobre los tres primeros estadios larvarios para ninfas y adultos; colocando cinco ácaros hembras, machos y ninfas en frascos de vidrio de 170 ml con 150 ml de agua declorada con 30 larvas de Ae. aegypti con cinco repeticiones para cada estadio larval. Depredadores y presas fueron colocados dentro de una cámara de ambiente controlado a 25 - 27º C, y una humedad de 70 ± 10 % y un fotoperíodo de 18 horas luz y 6 horas oscuridad, después de 24 horas se registro el número de larvas depredadas.

Capacidad de depredación. Conociendo el estadio larval más atacado por las ninfas, hembras y machos se evaluó su capacidad depredadora sobre el mismo. Se utilizo la misma cantidad de depredadores, variando dentro de los frascos la densidad larvaria de 10, 20, 30, 40 y 50; con las mismas condiciones ambientales y de fotoperíodo. Después de 24 horas se registro el número de larvas depredadas.

Los resultados fueron analizados mediante regresión lineal, donde (β1) indica la cantidad de larvas depredadas en función del incremento de la densidad; para determinar la relación entre la densidad de presas (x) y presas consumidas (y), se usaron los coeficientes de correlación de Pearson (r) y de determinación (r2). La capacidad de búsqueda (a'), que es la capacidad del depredador para buscar y atacar a su presa, así como el tiempo de manipuleo (Th), el tiempo que tarda el depredador en buscar, localizar, atrapar, consumir y digerir a su presa, se obtuvieron con el modelo de respuesta funcional de (6).

Resultados y Discusión

El estadio larval de Ae. aegypti que obtuvo el mayor grado de depredación por parte de P. amimitli, fue el primer estadio, ya que todos los estados de desarrollo del acaro consumieron todas las presas a las que fueron expuestas. El coeficiente de regresión (ß1) en el caso de los machos y las hembras fue significativo, así como los coeficientes de correlación de Pearson y de determinación (Cuadro1). 7 Pérez-Serna et al. (1997) señalo que una exposición por 24 horas, el registro más alto de la capacidad de búsqueda utilizando el modelo de Holling es de a'= 0.04, por lo que los resultados obtenidos en el caso de las hembras y machos, corresponden al valor máximo de la depredación. Los datos obtenidos, al compararlos con los observados para insectos acuáticos, como lo indica 4 Quiroz-Martínez (2000), nos indican que los machos y las hembras de P. amimitli posee una capacidad de búsqueda equivalente (Cuadro 1).

Cuadro 1.Valores obtenidos a partir de la regresión lineal y del modelo de Holling

Estados de desarrollo

r

r2

β1

a’

Th

Ninfas

0.992

0.985

0.186

0.015

1.0609

Hembras

0.999

0.999

0.994

0.041

321.18

Machos

0.998

0.997

0.914

0.043

22.64

Literatura Citada

1.- Smith, B. P. 1983. The potential of mites as biological control agents of mosquitoes. 79-85. In: M.A. Hoy, G.L. Cunningham, and L, Knutson, editors. Biological Control of Pest by Mites. Special Publ. Univ. Calif Agricultural Experimental Station. No. 3304.

2.- Mullen, G. 1975. Predation by water mites (Acarina: Hydrachnellae) on stages of mosquitoes. Mosquito News. 35: 168-171.

3.- Guzmán-Tirado, M. G.; G. Kouri-Flores y J. R, Bravo-González. 1999. La emergencia de la fiebre hemorragica del dengue en las Américas. Reemergencia del dengue. Rev. Cubana Med. Trop. 51(1): 5:13.

4.- Quiróz-Martínez, H.; A. Rodríguez, M. H. Badii, A. E. Flores, C. Solis, J. C. Trujillo, D. Martínez y R. M. González. 2000a. Depredación en sistemas acuáticos:178-185. In: Badii, M.H., A. E. Flores y L. J. G. Wong (Editores). Fundamentos y perspectivas de Control Biológico. Universidad. Autónoma de Nuevo León.

5.- Marín-Hernández, C. H. 2002. Evaluación de la Capacidad de depredación de Piona sp. nov. (Acari:Hydrachnidia) sobre larvas de Primer estadio de Aedes aegypti (Diptera: Culicidae). Tesis de Licenciatura. UNAM. 74 pp.

6.- Holling, C. S. 1959. Some characteristics of simple types of predation and parasitism. Can. Ent. 91: 385-398.

7.- Pérez-Serna, S. M.; H. Quiroz-Martínez, N. Ornelas-Nava, M. H. Badii, M. F. Suárez y M. L. Rodríguez-Tovar. 1996. Selectividad de presas de tres depredadores acuáticos de larvas de mosquitos. Southwestern Entomologist 21:471-475.

Palabras clave: Aedes aegypti, Piona, depredación

 



Revista de la Facultad de Salud Pública y Nutrición
Ave. Dr. Eduardo Aguirrre Pequeño y Yuriria ,
Col Mitras Centro, Monterrey, N.L. México 64460
Tels. (8)348-4354, 348-6080, 348-6447
respyn@uanl.mx