Edición Especial No. 6-2005
Salus cum propositum vitae

INSECTOS ACUÁTICOS DEPREDADORES DE AEDES AEGYPTI

Humberto Quiroz Martinez, Violeta Ariadna Rodríguez Castro, Carlos Solís Rojas y Mohammad H. Badii.

Laboratorio de Entomología, Facultad de Ciencias Biológicas, Universidad Autónoma de Nuevo León; Apartado Postal 105-F, Ciudad Universitaria, San Nicolas de los Garza, Nuevo León CP 66450, hquiroz@fcb.uanl.mx, hqm_uanl@yahoo.com

El Dengue ha sido una enfermedad que se ha presentado por mucho tiempo en América, razón por la cual se establecieron programas de erradicación en diferentes países, estas actividades de control del mosquito rindieron sus frutos en la década de los años de 1960, tiempo en el cual se determino la erradicación del mosquito, pero a finales del año de 1978 sucedió el resurgimiento de la enfermedad; registrándose inicialmente en el sur de la Republica Mexicana los primeros casos en esa reaparición, que se amplio en la década de los años de 1980; a la fecha se han registrado importantes brotes no solo del dengue clásico sino además de las diferentes expresiones de esta enfermedad, donde se incluye el Dengue Hemorrágico y la Fiebre Amarilla.

Los años anteriores han sido de mucha relevancia para el Dengue, países como Colombia, Venezuela, Brasil, El Salvador y Honduras padecieron severos incrementos en el numero de casos, además le sumamos el brote de Fiebre Amarilla que ocurrió en América del Sur, enfermedad donde el mosquito Ae. aegypti esta involucrado en la transmisión; entonces las actividades de control no respondieron a las expectativas generadas sobre ellas, los insecticidas aplicados para disminuir la población del mosquito no tenían el efecto esperado por lo cual se ha argumentado el desarrollo de resistencia del mosquito a los productos químicos, mas aun algunos investigadores consideraron abierta la posibilidad de mutación de los virus.

La búsqueda de entomófagos de larvas de Ae. aegypti ha sido muy extensa, desde hace varias décadas se ha utilizado al mosquito culícido Toxorhynchites como una herramienta de control biológico, genero que desde los años de 1930 fue conocido como Megarhinus, sin duda alguna el mejor ejemplo de esta modalidad; es a partir del resurgimiento de los años de 1980 cuando en México se inicia los esfuerzos por incorporar el control biológico como herramienta de uso, asi se han presentado listados de diversos organismos que comúnmente pueden encontrarse conviviendo y/o desarrollándose en los recipientes donde el mosquito cubre su ciclo de vida, considerándose de utilidad para el biocontrol de la especie (1).

Gracias a los apoyos obtenidos de la Dirección General de Investigación Científica y Superación Académica de la Secretaria de Educación Publica y del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología hemos podido desarrollar una serie de evaluaciones para conocer los atributos ecológicos de un buen entomófago de una buena cantidad de especies de insectos acuáticos con potencial como depredadores de larvas de mosquitos; para seleccionar el o los mejores entomófagos hemos aplicando la metodología de la respuesta funcional, con la cual obtuvimos la capacidad de búsqueda o coeficiente de ataque, primer característica de un buen depredador.

De los insectos acuáticos evaluados destacamos los siguientes: los odonatos Pantala hymenae y Archilestes grandis; varias especies de chinches acuaticas como fueron los nadadores de dorso o notonéctidos Buenoa scimitra, B. antigone y Notonecta irrorata; otra chinche esta conocida como Ambrysus parviceps, el escorpion del agua Ranatra fusca y la chinche gigante del agua Abedus sp.; los escarabajos ditiscidos Laccophilus sp. y L. fasciatus, Thermonectes marmoratus; ademas de los hidrofilidos Tropisternus lateralis e Hydrophilus sp. (2).

De todas estas especies de insectos acuáticos los mas prometedores y que consideramos como los mejores prospectos son las chinches nadadoras de dorso, tanto B. scimitra, B. antigone y N. irrorata ya que fueron los depredadores con la mas alta capacidad de búsqueda; razón por la cual se les dio seguimiento y fue posible obtener la cría masiva de estos hemípteros, de quienes se practicaron liberaciones de huevecillos, ninfas y adultos en depósitos artificiales lográndose obtener una disminución de la densidad larvaria de mosquitos.

Por otro lado, cabe mencionar que los agentes de control biológico como lo fueron los notonectidos representaron una de las mejores herramientas de control que pueden aplicarse de forma conjunta con estrategias tales como la presentación comercial de Bacillus thuringiensis var. israelensis conocida como Bactimos® y otras alternativas no convencionales, complementando el efecto de control entre ambas, tales diseños repercuten en beneficios económicos ya que no se hacen aplicaciones repetitivas por el establecimiento de los depredadores, ecológicos por el bajo impacto que tienen en los ecosistemas y social por la disminución de casos al disminuir la densidad de adultos (3, 4).

El éxito de un programa de control biológico o manejo integrado de larvas de mosquitos depende de varios factores, muchos de ellos son fáciles de comprender, mientras que otros requieren mayor reflexión para su entendimiento para lograr el impacto deseado, teniendo en mente que como todo organismo viviente los depredadores acuáticos tienen una amplia variedad de estados fisiológico y respuestas etológicas; de tal manera que para incrementar la probabilidad de éxito de los proyectos y/o programas debemos considerar las variables que hemos dividido en dos categorías, la primera de ellas con la relación depredador-presa que será objeto de combate, la segunda aquellas donde se involucra al hombre con su toma de decisiones y con la participación comunitaria.

LITERATURA CITADA

1.- Carrada, T. B.; L. V. Vázquez e I. G. López. 1984. La ecología del dengue y el Aedes aegypti. Investigación Preliminar, Tercera Parte, Salud Publica de México 26:297-311.

2.- Quiroz, H.; A. Rodríguez, M. H. Badii, C. Solís, A. E. Flores, L. O. Tejada y J. K. Olson. 2000. Control biológico de larvas de mosquitos. En Fundamentos y Perspectivas de Control Biológico, M. H. Badii, E. E. Flores, L. J. Galan-Wong (Eds.), Universidad Autónoma de Nuevo León 243-254.

3.- Quiroz-Martínez, H.; M. A. Herrera-Delgadillo y M. H. Badii. 1996. Efecto de Bacillus thuringiensis en la depredación de Buenoa antigone sobre larvas de Aedes aegypti. Southwestern Entomologist. 21:483-484.

4.- Neri-Barbosa J. F.; H. Quiroz-Martínez, M. L. Rodríguez-Tovar, L. O. Tejada and M. H. Badii. 1997. Use of Bactimos® Briquets (B. t. i. Formulation) combined with the backswimmer Notonecta irrorata (Hemiptera: Notonectidae) for control of mosquito larvae. J. Am. Mosq. Control Assoc. 13:87-89.

Palabras clave: Insectos acuáticos depredadores, Depredación, Control biológico de mosquitos

 



Revista de la Facultad de Salud Pública y Nutrición
Ave. Dr. Eduardo Aguirrre Pequeño y Yuriria ,
Col Mitras Centro, Monterrey, N.L. México 64460
Tels. (8)348-4354, 348-6080, 348-6447
respyn@uanl.mx